Aspectos esenciales de la nueva Ley de Contratos de Crédito Inmobiliario, Ley 5/2019, de 15 de marzo

family-drinking-orange-juice-619144_640

Esta norma esencial para préstamos hipotecarios de uso residencial entrará en vigor el 16 de junio de 2019

Comisiones

Comisión de apertura

La nueva ley  de crédito inmobiliario no limita las comisiones de apertura, pero establece que esta será la única que podrán repercutir en la suscripción de un contrato de préstamo para la compra de una vivienda.

Comisiones por amortización anticipada

La ley de crédito inmobiliario dispone de nuevas limitaciones para las comisiones por amortización anticipada, que son las que se pagan cuando se devuelven antes de tiempo parte de tu deuda (o toda ella).

COMISIÓN POR DESISTIMIENTO (para hipotecas variables y fijas)

El banco podrá elegir una de estas dos fórmulas:

  • Durante los cinco primeros años de vida de la hipoteca, el límite a aplicar será del 0,15%.
  • Durante los tres primeros años, el tope estará en el 0,25%.

 

COMPENSIÓN POR RIESGO DE INTERÉS (solo para hipotecas fijas)

Los límites se situarán en:

  • Un 2% durante los 10 primeros años.
  • Un 1,5% a partir del undécimo año.

 

Cambio de una hipoteca variable a una fija

Con la llegada de Ley de crédito inmobiliario, lo comisión de novación –que es la que se paga cuando quieres cambiar una hipoteca variable a una fija- pasará a estar limitada. En concreto, los bancos no podrán cobrar más de un 0,15% durante los tres primeros años de vida de la hipoteca. A partir del cuarto año, las entidades no podrán cobrar nada por esta operación.

Productos vinculados

Los conocidos como “productos vinculados” son todos aquellos seguros, planes de pensiones o cualquier otro financiero que un banco solía ofrecerte para poder rebajar el interés de tu hipoteca. Ley de crédito inmobiliario distinguirá entre dos tipos de vinculaciones distintas, y solo una de ellas estará permitida:

  • Ventas vinculadas: se producen cuando un banco te ofrece, en un mismo pack, una hipoteca y otros productos, como seguros, cuentas o planes de pensiones. Con la nueva ley, estarán prohibidas.
  • Ventas combinadas: consisten en presentar la hipoteca y el resto de productos por separado, de forma que el cliente pueda contratar lo que quiera. Estas ventas sí estarán permitidas.

 

Gastos de tramitación

Con Ley de crédito inmobiliario, queda totalmente delimitado quién tendrá que asumir cada uno de los gastos que se derivan de la contratación de una hipoteca:

  • El cliente asumirá los gastos de tasación y, en caso de quiera un copia de la escritura, los aranceles notariales correspondientes.
  • El banco abonará el resto, es decir, los gastos de gestoría, los aranceles notariales, el registro y el impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, es decir, el impuesto de las hipotecas.

Información previa a la contratación

Con la entrada en vigor Ley de crédito inmobiliario, los bancos están obligados a darte varios documentos, como mínimo, 10 días antes de que decida vincularse con alguno de ellos (por ejemplo, firmando un contrato:

  • La FEIN o Ficha Europea de Información Normalizada
  • La FiAE  o Ficha de Advertencias Estandarizadas
  • Un documento con simulaciones de tus cuotas
  • Una copia del proyecto del contrato. A disposición del prestatario con 10 días naturales antes de firmar la escritura.
  • Información clara sobre los gastos que corresponden al banco y al cliente.
  • Las condiciones de las garantías del seguro que te exijan
  • Información sobre el asesoramiento gratuito que debe darte el notario

Cuando hayas recibido todos estos documentos, deberás dejar constancia por escrito de que así ha sucedido. Además, el banco deberá remitir toda esta información al notario que tú elijas y este profesional deberá comprobar que todo se ha hecho correctamente y prestarte asesoramiento personalizado para resolver todas tus dudas.

Cláusulas suelo

Con la nueva ley  de crédito inmobiliario en este sentido, la norma establece que, si se contrata una hipoteca variable, no podrán fijarse límites a la baja del tipo de interés. Así pues, si el índice de referencia de tu hipoteca –por ejemplo, el euríbor- disminuye, el interés que tú abonas y, por tanto, la cuota, también bajarán.

Vencimiento anticipado

La cláusula de vencimiento anticipado es la que se activa cuando un cliente deja de pagar su hipoteca y, por tanto, permite que un banco pueda empezar con los trámites para embargar una vivienda. Con Ley de crédito inmobiliario, tendrán que cumplirse tres requisitos para que esta cláusula comience a funcionar:

  1. Que el cliente haya dejado de pagarla hipoteca
  2. Que la cuantía que sumen las cuotasque no haya pagado equivalgan, como mínimo:
  • Al 3% del capital que le prestó el banco (o 12 cuotas), si se ha dejado de pagar durante la primera mitad de la duración de la hipoteca.
  • Al 7% del capital prestado por la entidad (o 15 cuotas), si se ha dejado de pagar durante la segunda mitad de la duración de la hipoteca.
  1. Que el banco haya pedido al cliente que pague su deuda, le haya concedido un plazo de un mes para hacerlo y le haya informado de que, en caso de no hacerlo, se activará la cláusula de vencimiento anticipado.

Intereses de demora

Según Ley de crédito inmobiliario, los intereses de demora de las hipotecas–es decir, los que cobra un banco cuando el consumidor se retrasa en el pago de sus cuotas- estarán limitados al interés que abona el consumidor, más tres puntos porcentuales. Por tanto, si un cliente estaba pagando un 2% por su préstamo, su banco no podría aplicarle más de un 5% en caso de demorarse al abonar las cuotas.

Subrogación

Ley de crédito inmobiliario facilitará la posibilidad de que un consumidor se lleve su hipoteca a otro banco, es decir, que realice una subrogación. Con Ley de crédito inmobiliario, el cliente será el único que decida si prefiere irse a otro banco (que ya le haya hecho una oferta) o quedarse con el suyo (si su oferta es mejor).

Además, se establecen nuevos plazos: una vez que el consumidor haya aceptado la oferta de la nueva entidad, esta se lo notificará al banco actual, que tendrá siete días naturales para certificarle el importe que se va a subrogar. Una vez pasado este trámite, el banco del que todavía es cliente el consumidor tendrá 15 días naturales para presentarle una contraoferta pero, si este no la acepta, pasado ese tiempo se procederá a realizar la subrogación.

 

Remuneración y conocimientos de quienes conceden una hipoteca

Además de todo lo explicado anteriormente, la ley de crédito inmobiliario también establece cambios que afectarán directamente a quienes se dedican a conceder hipotecas:

  • El personal de las entidades dedicado a vender hipotecas tendrá que tener una formación específica, aunque la nueva norma no especifica cuál será, sino que será el Ministerio de Economía quien deberá determinarlo.
  • Jamás se podrán ofrecer incentivos al personal dedicado a evaluar la solvencia de los clientes por asumir más riesgos de los que resulten adecuados para cada consumidor. Tampoco se podrá vincular su remuneración con la cantidad o proporción de solicitudes que acepte.

¿Qué hipotecas serán objeto de la Ley de crédito inmobiliario?

Todos los cambios que implicará Ley de crédito inmobiliario se aplicarán a los préstamos que se firmen una vez haya entrado en vigor, con dos excepciones:

  • Si  usted posee una hipoteca firmada con anterioridad y desea realizar una novación (para cambiar su interés de variable a fijo, por ejemplo) o una subrogación, sí se aplicará lo que dice la nueva ley.
  • Si usted contrató una hipoteca firmada con anterioridad y posee una cláusula de vencimiento anticipado, se aplicará lo que dice la nueva normativa, salvo que lo que diga su  contrato sea más favorable.

Su entrada en vigor de la nueva ley hipotecaria  el próximo 16 de junio.