El Constitucional anula el impuesto a la plusvalía para las ventas de viviendas con pérdidas

hand-1870179_640

El Pleno del Tribunal Constitucional (TC) ha acordado declarar inconstitucional la vigente regulación del Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, conocido popularmente como impuesto a la plusvalía, al considerar que no es expresiva de la capacidad económica del contribuyente, tal como exige la Constitución.

La decisión del TC, implica que aquellos que hayan vendido su vivienda sin beneficios no tendrán que pagar la plusvalía municipal como hasta ahora. La regulación declarada inconstitucional es la que contiene la norma foral que regula el impuesto sobre la plusvalía en Guipúzcoa, pero esa regulación es una copia de los artículos 104 y 107 de la Ley de Haciendas Locales, por lo que el pronunciamiento obligará a modificar la normativa estatal y no sólo la vasca.

Aunque en teoría el impuesto grava la revalorización de inmuebles, su fórmula de cálculo provoca que se exija su pago incluso cuando se registran pérdidas. La cuota se calcula automáticamente en el momento de la transmisión del bien en función del valor marcado por el Impuesto de Bienes Inmuebles y es un porcentaje que depende de los años que hayan transcurrido desde la adquisición.

Los Tribunales Superiores de Justicia han ido emitiendo sentencias contrarias a las liquidaciones de este impuesto en los casos en los que no haya existido una ganancia para el contribuyente.

El TC considera que  en los casos en los que el contribuyente puede acreditar que no se ha producido un aumento de valor del inmueble o que incluso se ha depreciado, gravar al titular con el impuesto de plusvalía carece de toda justificación razonable e implica que se sometan a tributación situaciones de hecho que no son expresivas de capacidad económica, lo que implica una vulneración del artículo 31.1 de la Constitución.

Según este precepto, “todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo”.

Plazo de prescripción

Sólo podemos reclamar la devolución de lo pagado por este impuesto si la transmisión se ha producido en los últimos 4 años. Si es anterior, estaría prescrito.

Cómo reclamar

Se deberá interponer un escrito de reclamación ante el Ayuntamiento siempre y cuando el contribuyente reúna los requisitos de la sentencia indicada y que consistirá en un escrito de solicitud de devolución del importe de la cuota tributaria abonado de acuerdo con la  sentencia del Tribunal Constitucional. En caso de denegación se indicará al contribuyente los recursos que puede interponer.