Sentencia pionera sobre la devolución de todos los gastos de formalización de hipoteca

hammer-802296_640

Impuesto de Actos Jurídicos Documentados

La sentencia ha sido dictada y publicada en el Juzgado de Primera Instancia n º1 de Benidorm, sentencia nº 174/2017 de 5 de junio, dispone que Kutxabank debe rientegrar y pagar todos los gastos de formalización de la hipoteca (incluido el impuesto) de un préstamo hipotecario cancelado en 2009.

La condena supone la devolución de los siguientes gastos, asumidos en su día por el consumidor contratante: derechos del Registro de la Propiedad, derechos y suplidos del Notario, impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados y los honorarios de la Gestoría.

El juzgador fundamenta su sentencia sobre la base de la sentencia del Tribunal Supremo alegada por el demandante, STS 705/2015 de 23 de diciembre de 2015, y destaca las siguientes conclusiones de la misma:

Como postula el alto tribunal en su sentencia, resulta llamativa la extensión de la cláusula, que pretende atribuir al consumidor todos los costes derivados de la celebración del contrato. Esto supone, como explica el Supremo, suplir e incluso contradecir la legislación aplicable y vigente, por lo que anula por abusivas la cláusula que imputa al consumidor los siguientes gastos: formalización de escrituras e inscripción de las mismas, tributos que gravan el préstamo hipotecario, en particular el impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, al limitar los derechos sobre la carga tributaria prevista en la legislación fiscal; los gastos procesales.

En base a esta sentencia pues, el juzgador va examinando cada una de las peticiones de la demanda, rechazando el argumento de la demandada sobre la aplicación del principio del artículo 1.255 del Código Civil, porque la nulidad de pleno derecho de estas cláusulas no están a salvo so pretexto de la libre aceptación de las mismas por parte del prestatario, tal y como establece el artículo 10 del Real Decreto Legislativo 1/20007de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, que proclama la Irrenunciabilidad de los derechos reconocidos al consumidor y usuario. Por ello, “la declaración de nulidad de lo allí dispuesto siempre será posible si se encuentran los presupuestos analizados por el alto tribunal”.

Considera el juzgado que es clamorosa la nulidad del pacto, abusivo conforme al artículo 82 de la LGDCU, y por ello ha de aceptarse la devolución de las sumas que solicita el demandante, argumentando por separado los que corresponden a cada uno de ellos.

“Obliga a la devolución de la cuota tributaria del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados pagados a la hacienda porque el sujeto pasivo del tributo es la entidad bancaria y se trasladó el pago del tributo al consumidor, y se impuso de impuso de modo ilícito. Conforme a la sentencia del Tribunal Supremo y la legislación de protección al consumidor”.