Es práctica ilícita y abusiva de las compañías aseguradoras incrementar de manera desproporcionada el precio de la prima del seguro de en su renovación (prórroga) sin notificación fehaciente

laptop-3196481_640

Las compañías  aseguradoras una vez que el asegurado o tomador del seguro han contratado el seguro (multirriesgo de hogar, de vida, etc.) en sus posteriores renovaciones o prórrogas en ocasiones incrementan el precio de la prima del seguro de modo manera considerable sin informar ni notificar de modo fehaciente (carta certificada con acuse de recibo, burofax u otras) al asegurado o al tomador y lo hacen mediante carta comercial ordinaria, podemos decir que estas conductas son  abusivas y lesivas para estos.

Qué en la mayoría de las veces el asegurado o tomador del seguro, son conocedores de esta práctica abusiva por los cargos que reciben de la entidad bancaria donde se reflejan un aumento del precio desproporcionado de las primas de sus seguros.

Ante estas conductas abusivas no conformes a Derecho, el asegurado o tomador (consumidores) puede ejercitar las acciones legales en defensa de sus derechos e intereses en estas situaciones.

  1. Como reclamar el cobro indebido. A ello da fe y apoyo El Tribunal Supremo en su Sentencia de 15 Febrero 2001, tuvo oportunidad de pronunciarse aceptando el extorno y reintegro de la prima al asegurado, estableciendo que estamos ante una acción de naturaleza contractual que dimana directamente del contrato de seguro. No se trata tanto de una “condictio indebiti” o condición indebida, que se enmarcaría en el cuasi contrato. Al ser, como se ha dicho, una acción que nace del contrato se posibilita la devolución de la prima indebidamente percibida por el Asegurador,  siempre que por parte del asegurado no haya existido dolo, fraude ni mala fe y concluye disponiendo: “… Por lo tanto, si la prima cobrada por la Aseguradora hubiera sido por una cantidad superior a la pactada, la obligación de pago de “Seguros C., S.A.” del exceso a “B., S.A.” tiene causa en el propio Contrato de Seguro suscrito…”
  2. Esta práctica abusiva queda reflejada en la sentencia de la Audiencia Provincial de Valencia AP Valencia, sec. 7ª, S 28-10-2011, nº 558/2011, rec. 283/2011. “La Audiencia estima el recurso de apelación interpuesto por la comunidad de propietarios contra la sentencia de instancia en al que se condenaba a la misma a abonar a la compañía de seguros la prima correspondiente a la anualidad de la póliza de seguros multirriesgos del edificio. Señala la Sala que, el incremento de la prima, es una modificación sustancial que como condición contractual hace precisa la aceptación o consentimiento del asegurado, exigiéndose la previa notificación al asegurado y en este caso, dicho incremento no fue notificado, por lo que la comunidad de propietarios no pudo aceptar el incremento o rechazar la prórroga del contrato”
  3. Por ello el asegurado o tomador ante los  incrementos prescindiendo de las reglas y garantías para su aplicación (sin notificación fehaciente) es una posición del todo abusiva y desproporcionada que quebranta la buena fe contractual por parte de la entidad aseguradora. el asegurado mantiene viva la acción de reintegro del incremento indebido, pese haber mantenido vigente el contrato de seguro y hasta el límite de cinco años, que es el plazo para su ejercicio
  4. En este sentido la Dirección General de Seguros a través de su Servicio de Reclamaciones indica que ante un incremento del precio de la prima del seguro debe notificar de manera fehaciente con dos meses de antelación según el artículo 22 de la Ley de Contrato de Seguro para que el asegurado o el tomador puedan consentir si desean seguir o permanecer con el contrato de seguro o rescindirlo y optar por otros seguros que se ofrezcan en el mercado.

Así lo afirma en sus memorias como una mala práctica de las compañías aseguradoras